5 discursos de graduación

Micrófono
Micrófono

 

«Y esto es realmente, sin mentiras ni bromas, de lo que su educación debe tratarse: cómo evitar ir por tu confortable, próspera y respetable vida adulta, siendo un muerto, inconsciente, esclavo de tu cabeza y de tu configuración predeterminada, esa que te hace estar única, completa y totalmente solo día tras día.»

David Foster Wallace

 

Estamos en junio, época de fines de curso y de graduaciones. Me fascinan los discursos de graduación. Me parece que son un género literario en sí mismos. Son difíciles de manejar porque implican muchos sentimientos mezclados para quienes se gradúan: esperanza, ambición, optimismo, miedo, incertidumbre, orgullo, etc. Creo que hay una combinación de alegría por el logro de haber acabado los estudios, pero también hay un componente «aguafiestas» que advierte de que esto no es nada y de que lo importante empieza ahora. Casi todos los discursos de graduación que he oído tienen mensajes recurrentes.

Tiene que ser difícil dar un discurso de graduación. ¿Qué dices cuando coges el micrófono y te diriges a un montón de jóvenes que, en la mayoría de los casos, no tiene mucha idea de qué va la vida (aunque algunos crean que sí)? Yo no sabría muy bien qué decir a un montón de chavales que creen que van a comerse el mundo.

He citado varias veces en Cangrejo Ermitaño la famosa frase de Séneca de que no estudiamos para la vida, sino para el aula. Y es verdad. Cuando mucha gente acaba sus estudios tiene vértigo de salir al «mundo real» porque se da cuanta de que la vida no es lo que se había imaginado y no se siente preparada.

Yo escuché mi discurso de graduación en 2007 en la Universidad Complutense de Madrid. Lo dio el escritor Álvaro Pombo. No recuerdo casi nada de lo que dijo. (Aunque guardo una copia impresa de la transcripción por si algún día quisiera revisarlo.) Lo que se me quedó grabado es que dijo que, al graduarnos, ya estábamos listos para trabajar en un Burger King. A esto me refiero con lo del vértigo.

En Estados Unidos dan mucha pompa a esto de las ceremonias. Hoy, gracias a Youtube, podemos ver qué discursos dan en las mejores universidades, quiénes son los oradores y qué mensajes lanzan a las generaciones que vienen detrás de ellos.

El famoso discurso de Steve Jobs en Stanford en 2005 se hizo viral. Así que seguramente ya lo hayas visto y entiendas de qué hablo.

Quiero compartir contigo 5 discursos de graduación y destacar algunas ideas de cada uno de ellos. Creo que todos ellos merecen la pena ser vistos más de una vez. Así que tómatelo con calma.

Me lo he pasado muy bien haciendo este ranking, aunque no haya sido fácil y haya tenido que dejar fuera muchos discursos interesantes.

Y ahora, empezamos…

 

#5.  Tim Minchin, University of Western Australia, 2013

Empiezo con el humor de Tim Minchin, cómico, músico y actor, que nos da 9 consejos para la vida.

  • No te obsesiones con el largo plazo si no sabes lo que quieres. Sé «micro-ambicioso» y haz con orgullo lo que tengas delante. Nunca sabes dónde podrás acabar. La vida es muy larga para que puedas ver el final desde aquí.
  • No pienses mucho en la felicidad porque es como un orgasmo, si piensas en ella, se va. Ocúpate mejor de hacer feliz a alguien. No se trata de estar constantemente contentos.
  • Defínete por lo que amas, no por lo que odias. Sé pro-cosas, no anti-cosas.

 

4#. José Andrés, The George Washington University, 2014

No conocía su speech hasta hace poco y reconozco que me sorprendió. Es la encarnación gran sueño americano. José Andrés es un chef español que emigró allí con unos pocos dólares en su bolsillo para hacer lo que le gustaba. Ha triunfado, aparecido en televisión, conocido a multitud de personajes célebres de EE.UU. y ayudado a difundir la cocina española. Y, no solo eso, también es muy solidario y tiene su propia ONG.

Me parece importante que te des cuenta de esto: él no se graduó en ninguna universidad y ni siquiera acabó el instituto. No obstante, eso no le ha impedido «graduarse en la cocina de la vida». La primera graduación a la que asiste es esta en la que es el orador invitado.

  • Empieza por controlar el fuego. José cuenta cómo de niño, cuando estaba en España y se iba de picnic, su padre siempre le encargaba que se ocupara del fuego. Él se enfadaba porque quería ocuparse de la paella, no del fuego. Al verlo molesto, su padre le enseño una lección. El fuego es lo más importante porque es lo que todo cocinero debe saber controlar. Después viene lo demás. Es la base. Mucha veces nos precipitamos y queremos hacer las cosas más vistosas o más guays, pero si no tenemos una buena base, no nos irá bien.
  • Aprende a adaptarte: no siempre podrás seguir la receta. Habrá veces en que no tengas todos lo ingredientes y tengas que probar otras cosas. En otras ocasiones, incluso llegarás a inventarte tú mismo una receta entera. Sé adaptativo, sé flexible. Seguir siempre el libro de recetas te hace perder tu creatividad (lo dice un cocinero).
  • Pon siempre un poco de crítica en tu coctelera. Eso te motivará para mejorar.

 

#3. Steve Jobs, Stanford, 2005

¡Aquí está! Seguramente, este discurso sea el más famoso. No hace falta que te explique nada acerca de Steve Jobs, creativo, visionario, detallista hasta el extremo, atormentado, genio, de difícil trato… Da igual lo que opines de él. Su discurso merece ser escuchado más de una vez.

  • Si durante muchos días seguidos no quieres hacer lo que haces cada día, cambia algo. El trabajo es una parte muy importante de la vida. Si no has encontrado lo que te gusta, no te conformes. Sigue buscando y explorando nuevas opciones. Es importante trabajar en algo que amas.
  • Aunque ahora no veas el sentido de algunas cosas, en el futuro tendrás perspectiva para entender cómo encajaron los acontecimientos. No te agobies con tener que entenderlo todo en el momento. Ten confianza para seguir tu intuición sabiendo que todo tendrá sentido cuando mires hacia atrás y conectes los puntos.
  • La muerte es el mejor invento de la vida. Recordar que vas a morir es la mejora manera de evitar caer en la trampa de creer que tienes algo que perder.

 

#2. JK Rowling, Harvard, 2008

Creo que no hace falta que te la presente. JK Rowling decidió que uno de los mejores temas para un discurso en el que celebraba el éxito académico de quienes la escuchaban era los beneficios de fracaso.

  • El fracaso es duro. No hay que idealizarlo románticamente. Pero también conlleva algunos beneficios: nos ayuda a conocernos a nosotros mismos y a saber quienes son nuestros verdaderos amigos. Nos da claridad porque nos quita todas las distracciones intrascendentes de nuestras vidas y esto nos recuerda qué es lo verdaderamente importante que tenemos que hacer.
  • El fracaso es inevitable: quien no ha fracasado es porque no ha intentado nada, lo que en realidad significa que ha fracaso por defecto.
  • El poder de la imaginación es asombroso (más allá de Harry Potter) porque es la base de toda innovación y es lo que posibilita la empatía y la compasión. Esto la convierte en una capacidad transformadora para cualquier persona, ya que te permite ponerte en el lugar de otro.

 

#1. David Foster Wallace, Kenyon College, 2005

David Foster Wallace fue un gran escritor. Steve Jobs y él dieron sus discursos en el mismo año, 2005. El discurso de DFW no se hizo tan viral como el de Steve Jobs, pero ha sido tan impactante que se imprimió y puedes comprarlo como un libro, Esto es agua. No es un discurso alegre, ni complaciente ni cuenta las cosas tan bonitas que todos queremos oír en una graduación.

Parece un discurso de un maestro zen que nos explica por qué los conocimientos no sirven de mucho si no somos capaces de darnos cuenta de a qué pensamientos ponemos atención. Lo que marca cómo vives es a qué pones atención cuando estás inmerso en la rutina del día a día y tienes que hacer cosas cotidianas, como ir al supermercado. Es una diferencia entre vivir conscientemente o ser un zombi.

  • ¿Qué es enseñar a pensar? No es la capacidad de pensar sino de elegir qué pensar. Puede parecer evidente, pero lo obviamos en el día a día cuando nos dejamos llevar por la inercia y es más fácil ir con la mente en piloto automático. Cuando no prestamos atención somos como un pez egocéntrico que se ha vuelto tan ajeno a su entorno que no sabe qué es el agua.
  • Si al acabar la universidad nos regodeamos en nuestro mundo intelectual pero no controlamos a nuestra mente y nuestros pensamientos, entonces, el conocimiento no nos servirá de nada.
  • «La mente es un estupendo sirviente, pero un maestro horrible». Aquello que idolatras te devorará si no prestas atención a cómo piensas.

###

¿Cuál de estos discursos es te ha gustado más y por qué? ¿Hay algún otro discurso de graduación que recomendarías? Si en este momento, sabiendo todo lo que sabes ahora, tuvieras que dar un discurso de graduación, ¿qué les dirías a los jóvenes que te escucharan?

¿Te has dado cuenta de que mucho de lo que te enseñaron ya no vale?
Únete para ser un Cangrejo Ermitaño que aprende y desaprende. ¡Sal del caparazón que te oprime!
Información básica sobre protección de datos
Responsable: Cristina Chaus
Finalidad: Gestionar tu suscripción y enviarte nuevos contenidos del blog. Nada de spam.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: Los datos que me facilites estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de Cristina Chaus) fuera de la UE en EE.UU, cuya información está disponible aquí.
Derechos: Por supuesto, tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

6 comentarios en “5 discursos de graduación”

  1. En general los 5 discursos me han gustado. No estoy 100% de acuerdo con todos los puntos pero sí te hacen reflexionar sobre cómo podemos vivir mejor la vida.
    Con el que me siento más identificado es con el del cocinero José Andrés. Como siempre, le he buscado aplicación al mundo de la bolsa…
    Empieza por controlar el fuego: Lo primero es sembrar los cimientos con una buena formación y manejar conceptos básicos de riesgo.
    Aprende a adaptarte: En Bolsa debes tener una serie reglas fijas, como por ejemplo no perder en una sola operación más de un 2% de tu capital. Pero a mi entender debes dejar un espacio para la creatividad ya que no siempre se producen las mismas condiciones en el mercado, por lo que debes adaptarte a su movimiento.
    Pon siempre un poco de crítica en tu coctelera. En las inversiones es crucial llevar un diario de operaciones para poder revisar cada cierto tiempo tus errores y aciertos

    1. Cristina Chaus

      Gracias por tu comentario, Daniel. Me alegra que te guste el discurso de José Andrés. Para mí fue una sorpresa (de las buenas). Saber cuándo mantener una estrategia de inversión o una receta de cocina y cuándo debes adaptarla no siempre es fácil. Un saludo, Cristina.

  2. Me quedo con el de José Andrés,y con la frase de Álvaro Pombo(da para pensar,en cierta manera muy acorde con el extraño tiempo en el que vivimos)
    Elena

  3. Me han gustado todos mucho, aunque si tuviera que elegir, me quedaría con el de Steve Jobs y JK Rowling.

    Me resultaría dificil dirigirme a ellos en un discurso, pero si podría resumirlos en algunas frases y consejos; les diría:

    – Sed valientes, creativos y emprendedores. No tengais miedo al futuro por muchas dificultades que surgan y fracasos que se produzcan. No os rindais nunca.

    – Luchar todos los días por conseguir vuestros sueños con la convicción de que el éxito llegará.
    El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse. (Winston Churchill)

    -Lucha, trabajo y esfuerzo son indispensables.

    – Valorar lo que teneis. Aprovechar y agradecer las oportunidades que se os presentan y demostrar vuestro talento. Evitad la mediocridad. El mundo os necesita.


Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Cristina Chaus
Finalidad: Gestionar los comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Destinatarios: Los datos que me facilites estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Cristina Chaus) en la UE, cuya información está disponible aquí.
Derechos: Por supuesto, tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *