Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer o escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender” Alvin Toffler


 

¿Qué es un cangrejo ermitaño? ¿Por qué este nombre para el blog?

El cangrejo ermitaño cambia de caparazón cuando crece y el suyo se le queda pequeño. Es consciente de su evolución y su propio instinto le avisa de que la casa en la que vivía ayer, ya no le vale. Sabe que debe readaptarse. Y hace lo que tiene que hacer, lo único que puede hacer: soltar, desprenderse de lo que le sustentaba hasta ahora. Solo así podrá crecer. Si no se desprende de lo anterior no llegará a lo siguiente.

 

A los seres humanos nos pasa esto también. Necesitamos soltar, pero a veces nos resistimos. Nos quedamos en nuestro caparazón y nos cuesta avanzar y salir de lo conocido pese a que ya no nos valga más. Es la famosa zona de confort que ahora está tan de moda.

 

El desarrollo es llegar al nuevo caparazón. Entre medias está el aprendizaje, donde están los miedos porque es donde el cangrejo es vulnerable. Mientras sale de uno y llega al otro nada lo protege. Pero el cangrejo ermitaño no se detiene por el miedo. Le puede su naturaleza y da el paso. Avanza. El ser humano no siempre lo hace, a veces se queda voluntariamente atrapado en el caparazón viejo.

 

Me gusta la metáfora del cangrejo ermitaño, símbolo del aprendizaje y del desarrollo y por eso he bautizado el blog de esta manera.

 

Lo de que los cangrejos van hacia atrás lo pasamos por alto porque, en realidad, no es cierto, pese a lo que habitualmente se cree 😉

 

La fortaleza del cangrejo ermitaño es que evoluciona desde su vulnerabilidad y esto es siempre un incómodo movimiento de avance. Ya está. No hay retroceso; es un movimiento de una etapa a la siguiente.

 

¿Por qué este blog?

Mi bagaje profesional me hace darme cuenta de que la mayoría de las inquietudes que tienen las personas a la hora de aprender son muy similares.

 

Hoy existe una oferta muy abundante para quien quiera aprender algo. Se puede estudiar de muchas maneras:

  • Presencial/Online/Semipresencial.
  • Institución pública/Institución privada o concertada.
  • Titulación oficial/Titulación propia.
  • Formación certificada/No certificada.
  • Supervisada/Autodidacta/Interdidacta.
  • Gratis/De pago
  • Y más.

 

La oferta es amplia, pero antes de ponerte a analizar y elegir es básico que sepas filtrar con las preguntas adecuadas.

 

He comprobado en mí misma y en muchas otras personas que estas preguntas no se respondían igual en el siglo XX que en el siglo XXI. Pero hay mucha gente que todavía no se ha dado cuenta de esto y ni siquiera se las plantea.

 

¿De qué trata el blog?

Escribo este blog porque todos tenemos la necesidad obligación de seguir aprendiendo si queremos avanzar en un mundo que ya avanza de manera imparable por sí solo; nos guste o no. Y, claro, esto no le gusta a todo el mundo.

 

¿Sabes por qué? Porque muchas personas fueron estudiantes para vivir de una manera que ya empieza a ser cosa del pasado. Tenemos que desechar algunas de las cosas que nos enseñaron para poder hacer hueco a las nuevas. Ante esta situación contamos con algunas opciones:

 

  • Mirar para otro lado, hacer como si nada y no darnos por enterados. (Avestruz).
  • Negarlo y resistirnos al cambio oponiéndonos a lo evidente: que por ahí no es. (Mosca que se da una y otra vez de cabezazos contra el cristal de una ventana sin encontrar la salida).
  • Aceptarlo y empezar a cambiar aprendiendo cosas nuevas y desarrollando habilidades para hacer las cosas de manera diferente. (Cangrejo ermitaño que sale de un caparazón obsoleto y va a por otro en el que vivir mejor).

 

Estos son los temas de los artículos del blog por dos razones principales: he visto todas estas actitudes continuamente en otras personas por mi trabajo, y mi propia experiencia personal.

 

¿De qué no trata este blog?

Es este blog no encontrarás información específica sobre universidades en concreto, ni foros de opiniones sobre si estudiar en sitio u otro, comparadores de planes de estudio, precio, etc.

 

¡Este también es tu sitio!

Soy un cangrejo ermitaño y a través de este blog comparto mi aprendizaje contigo. Tengo mucho por aprender, mucho por desaprender y la misión de reaprender constantemente y me encantaría que me acompañaras.

¿Te has dado cuenta de que mucho de lo que te enseñaron ya no vale?
Únete para ser un cangrejo ermitaño que aprende y desaprende. ¡Sal del caparazón que te oprime!