aprendizaje

La meseta del aprendizaje

Meseta
Meseta del aprendizaje

 

«Me ha llevado 10 años tener éxito de la noche a la mañana.»

Woody Allen

 

No aprendemos nada a la primera. En serio, nada. La repetición es fundamental para cualquier cosa que aprendas. ¿Por qué? Porque saber cómo se hace algo no es lo mismo que saber hacerlo. Parece una diferencia sutil, pero es abismal.

 

Cuando aprendes cómo hacer algo, tienes que repetirlo muchas veces para interiorizarlo y afianzar el aprendizaje. Si no hay repetición, solo sabrás las instrucciones teóricas. Pero lo que importa es la ejecución.

 

El saber teórico no ocupa lugar, pero tampoco marca la diferencia. Es la práctica la que lo hace. Y la práctica, obviamente, se adquiere practicando.

Tu educación a largo plazo

Eduación a largo plazo
Educación a largo plazo

 

“Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir para siempre.”

Gandhi

 

Todos estamos sometidos al inevitable paso del tiempo. No hay escapatoria al transcurso de las horas. Al inicio de cada día todos contamos exactamente con la misma cantidad, 24 horas, por delante. Nadie tiene 23 para compensar que otro tenga 25.

 

Cómo empleemos estas 24 horas para que nos cundan más es cosa de cada uno y, al final de una vida, habrá marcado la diferencia. Aquí entran en juego los hábitos que tengamos, la disciplina, la energía, la capacidad de atención frente a las distracciones, etc.

 

Cada día es tu vida en miniatura. Como vives tu día a día es como vives tu vida porque tu vida es la suma de tus días.