autoconocimiento

La bendición de saber quién eres: Sancho Panza y la falacia del costo irrecuperable

Sancho Panza

 

 

«—¿Y qué has ganado en el gobierno? – preguntó Ricote.

—He ganado –respondió Sancho- el haber conocido que no soy bueno para gobernar.»

 Miguel de Cervantes, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha II, LIV

 

 

Es posible que estés cansado de oír consejos vacíos que casi todo el mundo predica pero casi nadie practica. Son del tipo: «que no te importe lo que piensen los demás», «sé tú mismo», «dedícate a lo que te apasiona», etc. Pero a la hora de la verdad la mayoría se queda en el centro de la corriente social que le arrastra tratando de gustar a todos, de no desentonar y de sentirse bien seguro en el redil.