no lograrlo

6 lecciones magistrales de El Club de los Poetas Muertos

El Club de los Poetas Muertos

 

«Creía que el fin de la educación era enseñar a pensar por uno mismo.»

Profesor John Keating

 

El Club de los Poetas Muertos es una película que llega fácilmente al corazón. Gracias a un profesor de literatura apasionado por lo que enseña, sabe tocar nuestra fibra sensible al transmitir insistentemente dos mensajes esenciales:

 

  • La importancia de ser uno mismo y no lo que otros quieren que seas.
  • La importancia de empezar a ser uno mismo cuanto antes, porque la vida pasa más rápido de lo que creemos.

 

En este post comparto (sin cursilerías) 6 lecciones magistrales que el profesor Keating da a sus alumnos, tanto dentro como fuera del aula.

5 lecciones magistrales de Forrest Gump

Forrest Gump
Forrest Gump

«No sé si todos tenemos un destino, o si estamos flotando casualmente como en una nube; pero yo creo que pueden ser ambas, puede que ambas estén ocurriendo al mismo tiempo»

Forrest Gump

 

 

Forrest Gump es una de mis películas favoritas. Desde que vi por primera vez esta historia de superación y de aprendizaje constante no he dejado de volver a verla cada cierto tiempo. He perdido la cuenta de las veces que la he visto y quiero compartir contigo 5 lecciones magistrales que explican por qué me gusta tanto.

Proceso vs Fin: el otro lado de los objetivos

 

Probablemente te hayas topado con objetivos en algún momento de tu vida. Puede que sea porque te pusiste algún objetivo, o que te lo impusieran (trabajo, estudios, familia, etc.), o puede que te encontraras con algún objetivo al que renunciaste. Son muchas las posibilidades.

 

Hay mucho escrito sobre la importancia de tener objetivos para que nos den un rumbo, cómo fijarlos de manera realista para no dejarlos de lado a los pocos días (el topicazo de año nuevo), cómo alcanzarlos paso a paso, etc.

 

Mucho de eso es cierto. Pero ahora no quiero tratar los objetivos realistas, alcanzables y cómo lograrlos (plazos, fuerza de voluntad, etc.). Hay tanto sobre eso que ya aburre.

 

Hay gente que se hipermotiva, gente que se desmotiva, gente que se motiva sin más, gente que no se motiva en absoluto y gente que se vuelve adicta a la (falsa) motivación.

Esto va de objetivos que no son realistas, ni alcanzables, ni SMART ni nada de eso.